Gráficas de dispersión

Una gráfica de dispersión puede ser usada para datos en la forma de parejas ordenadas de números. El resultado será un montón de puntos "dispersos" alrededor del plano.

Si la tendencia general es que los puntos suban a la derecha de la gráfica, entonces decimos que hay una correlación positiva entre las dos variables medidas. Si los puntos caen a la izquierda de la gráfica, decimos que hay una correlación negativa. Si no hay tendencia general, entonces no hay correlación.

Si la tendencia no es muy pronunciada – esto es, los puntos están dispersos ampliamente – entonces decimos que las variables están débilmente correlacionadas. Si la correlación es más pronunciada, decimos que las variables están fuertemente correlacionadas.

Correlación positiva débil

 

Correlación negativa fuerte

 

No hay correlación

 

Ejemplos:

Si Usted grafica la altura de una persona en un eje y su peso en el otro, probablemente obtendría una correlación positiva fuerte (porque las personas altas generalmente pesan más).

Si Usted grafica la edad de un hombre y el número de cabellos en su cabeza, probablemente obtendría una correlación negativa débil (porque algunos hombres tienen una tendencia a la calvicie cuando envejecen).

Si Usted grafica el tamaño de zapatos de una mujer y la longitud de su cabello, probablemente obtendría ninguna correlación. (Estas variables no están relacionadas.)