Operaciones inversas

La inversa de una operación es la operación que lo lleva al número con el que inició.

Por ejemplo, si comienza con el número 6, y luego suma 4:

6 + 4 = 10

Para regresar al 6, tiene que restar 4 de 10.

10 – 4 = 6.

Por lo tanto la suma y la resta son operaciones inversas.

Similarmente, la división es la inversa de la multiplicación, y vice versa:

7 × 5 = 35

35 ÷ 5 = 7

El caso de los exponentes y logaritmos es ligeramente más complicado, ya que ninguna operación es conmutativa. Después de elevar un número a una potencia, puede usar el logaritmo para regresar al exponente (no a la base.)

103 = 1000

log31000 ≠ 10, pero

log101000 = 3