Graficando puntos en un plano cartesiano

Un plano cartesiano (llamado así en honor del matemático Francés René Descartes, quien formalizó su uso en las matemáticas) está definido por dos rectas numéricas perpendiculares: el eje x, que es horizontal, y el eje y, que es vertical. Usando estos ejes, podemos describir cualquier punto en el plano usando una pareja ordenada de números.

El plano cartesiano se extiende infinitamente en todas direcciones. Para mostrar esto, los libros de matemáticas colocan flechas en los extremos de los ejes en sus dibujos.

La ubicación de un punto en el plano esta dado por sus coordenadas, una pareja de números encerrada entre paréntesis: (x, y). El primer número x nos da la posición del punto horizontal y el segundo número y nos da su posición vertical. Todas las posiciones son medidas relativas al punto "central" llamado el origen, cuyas coordenadas son (0, 0). Por ejemplo, el punto (5, 2) esta 5 unidades a la derecha del origen y 2 unidades hacia arriba, como se muestra en la figura. Los números de coordenadas negativas nos dicen de ir a la izquierda o hacia abajo. Vea los otros puntos en la figura por ejemplo.

El plano cartesiano esta dividido en cuatro cuadrantes. Estos son numerados del I – IV, comenzando con el superior derecho y nombrándolos contra las manecillas del reloj. (Por alguna razón todos usan números romanos para esto).

En el cuadrante I, tanto la coordenada x como la coordenada y son positivas; en el cuadrante II, la coordenada x es negativa, pero la coordenada y es positiva; en el cuadrante III ambas coordenadas son negativas; y en el cuadrante IV x es positiva pero y es negativa.

Los puntos que caen en un eje (por ejemplo, que tienen por lo menos una coordenada igual a 0) se dice que no están en ningún cuadrante. Las coordenadas de la forma (x, 0) están en el eje horizontal x, y las coordenadas de la forma (0, y) están en el eje vertical y.